El  abordaje clínico de los trastornos conversivos o somatoformes

 

18 y 19 de Octubre de 2022.

 En vivo via Zoom ó cúrsalo completamente asincrónico, a tu propio ritmo, en tus propias horas y a tu tiempo.

Costo con 60% de descuento $1990 pesos mexicanos ( 99 USD)  inscribiéndote antes del 30 de Septiembre de 2022.

Costo Regular: $4990 pesos.

Inscríbete con descuento hoy

Natalia Seijo

Psicóloga desde hace más de 20 años en el campo de la psicología clínica. • Especialista en Trauma complejo, apego y disociación, Trastornos Alimentarios y Psicosomática médica. • Supervisora, clínica, facilitadora y formadora en EMDR. •

 

Cómo manejar los trastornos psicosomáticos en Psicoterapia

Los trastornos psicosomáticos son trastornos en los que hay una enfermedad física, comprobada médicamente que es causada y/o potenciada por elementos psíquicos o mentales. En este tipo de trastornos los procesos mentales tienen un efecto directo sobre una o varias zonas del organismo. En general, se aplica a los trastornos físicos que se consideran originados por factores psicológicos o en los que en su origen tienen mucha importancia los factores psicológicos.

La influencia de los factores psicológicos en una determinada condición médica se puede manifestar de la siguiente manera:

Alteran el curso de la enfermedad.

Perturban el tratamiento de la condición médica general.

Agravan los síntomas de una condición médica general a través de respuestas fisiológicas asociadas al estrés.

Constituyen un factor de riesgo adicional para la salud del individuo.

En general, los pacientes que padecen algún trastorno psicosomático enumeran una serie de síntomas que no pueden ser atribuidos a ninguna enfermedad física, de modo que pasan por varios especialistas e intentan diferentes tratamientos antes de acudir al psicólogo. El paciente no provoca los síntomas de una manera consciente y no finge los síntomas.

Por otro lado, los trastornos psicosomáticos también pueden presentarse como enfermedades orgánicas bien definidas y en las que los factores psicológicos juegan un papel muy importante, ya sea en su inicio, evolución o intensidad.

Enfermedades psicosomáticas más frecuentes:

  • Digestivas: síndrome del intestino irritable, úlcera, colitis ulcerosa, aerofagia y dispepsias psicógenas, gastritis, reflujo, diarreas psicógenas, meteorismo…
  • Vomito psicógeno: la persona que padece vómito psicógeno presenta episodios de vómitos no inducidos de manera continua. El origen del trastorno es psicológico y a pesar de que se realizan estudios no se encuentran indicios de que el origen de estos vómitos sea físico. Estos vómitos suelen aparecer después de las comidas o de manera irregular sin ningún patrón que los explique. Este trastorno se registra dentro de los trastornos alimentarios debido a que la persona acaba perdiendo gran cantidad de peso ante a la imposibilidad de mantener la comida en el cuerpo. Causa muchas limitaciones y gran malestar en la persona.

  • Corazón y sistema cardiovascular: hipertensión arterial, infarto de miocardio y hemorragias cerebrales, neurosis cardíaca…
  • Genitourinarias: vaginismo, trastornos menstruales, enuresis, disfunciones sexuales, algunos tipos de infecciones de orina por repetición, cándidas.
  • Genitourinarias: vaginismo, trastornos menstruales, enuresis, disfunciones sexuales, algunos tipos de infecciones de orina por repetición, cándidas.
  • Endocrinas: Hashimoto diabetes, hipertiroidismo y obesidad de tipo endógeno.
  • Dermatológicas o cutáneas: eccemas, alopecia, psoriasis, dermatitis, alopecia areata, acné, picazón intensa, prurito psicógeno o urticaria, vitíligo, sensación de hinchazón, hormigueo, entumecimiento o sensaciones extrañas…
  • Osteomusculares: cefaleas tensionales, fibromialgia…
  • Trastorno del sueño: Insomnio, terrores nocturnos, dificultades para dormir, insomnio o disomnia, movimiento e inquietud.

Tipos de trastornos conversivos o somatomorfos.

Trastorno somatomorfo indiferenciado

En ausencia de enfermedad médica, la persona manifiesta los síntomas físicos de una enfermedad. Se manifiesta como la presentación reiterada de síntomas orgánicos generalmente acompañados de demandas persistentes de consultas, exploraciones, estudios y análisis clínicos.

Trastorno de conversión

La persona manifiesta síntomas de ceguera sin ser ciego, puede parecer sordo sin serlo o mostrar incapacidad para andar sin estar sus piernas afectadas por lesión alguna. Este tipo de trastorno suele aparecer después de que la persona sufra un trauma que no es capaz de superar.

El trastorno por dolor/fibromialgia

La persona afirma sentir dolor de manera constante. La característica fundamental es que no se puede constatar a nivel médico enfermedad alguna que provoque o justifique a nivel físico ese dolor.

Trastorno de somatización

La persona que padece un trastorno de somatización manifiesta síntomas físicos múltiples, recurrentes y variables, presentes desde hace cierto tiempo y sin una adecuada explicación orgánica.

Comienza a manifestarse antes de los 30 años. El curso de este trastorno es más largo que el trastorno somatomorfo, ya que, para que diagnosticado la persona debe manifestar durante años episodios continuados de una combinación de síntomas físicos como:

  • Molestias gastrointestinales
  • Dolor cuando mantiene relaciones sexuales
  • Dolor en articulaciones, tórax, espalda, abdomen…
  • Mostrar intolerancia a algunos alimentos

Ansiedad por enfermedad

La persona se muestra preocupada en exceso ante la posibilidad de padecer enfermedades. Cree identificar síntomas o anormalidades en sus funciones corporales cotidianas, convencida de estar sufriendo una grave enfermedad.

Es frecuente que la persona con hipocondría presente altos niveles de ansiedad (llegando incluso a tener crisis de pánico) y puede llegar a somatizar más fácilmente que otras personas ante situaciones estresantes o de cambio (de trabajo, de estado civil, embarazo…).

La característica esencial de este trastorno es la preocupación persistente de la posibilidad de tener una o más enfermedades somáticas graves progresivas. Se pone de manifiesto por la presencia de quejas somáticas persistentes o por preocupaciones persistentes sobre el organismo. Con frecuencia el enfermo valora sensaciones y fenómenos normales o frecuentes como excepcionales o molestos, centrando su atención, casi siempre sólo sobre uno o dos órganos o sistemas del cuerpo.

 

Seminario sobre Trastornos Psicosomáticos, Conversivos y Somatoformes.

El objetivo general de este taller será dotar al alumno/a de los conocimientos, estrategias y recursos necesarios para el trabajo en terapia de estos trastornos.

Se ayudará a los profesionales a elaborar un plan de tratamiento adecuado a cada caso. En definitiva, se profundizará en el abordaje psicoterapéutico de estos trastornos que se manifiestan a través de diferentes enfermedades y padecimientos físicos y en los que los factores psicológicos parecen determinantes.

 DIRIGIDO A.

Psicólogas/os, estudiantes de psicología, médicos/as, psiquiatras, terapeutas EMDR, terapeutas CPT-I. CPT-II y CPT-III-

OBJETIVOS

  • Comprender la disociación somatoforme y la disociación somática en pacientes que padecen estos dos tipos de afecciones.
  • Conoce las diferencias entre Disociación Somatoforme y Disociación Somática
    Aprenda a conceptualizar los casos en términos de estos dos tipos de disociación.
  • Identificar y comprender las dificultades creadas por las defensas del mundo interior del paciente
  • Aprenda y comprenda cómo estos tipos de disociación resultan del trauma.
  • Conocer la importancia de una relación terapéutica correspondiente a un apego seguro, para promover la confianza.
  • Identificar las dificultades en el tratamiento de los pacientes afectados por este tipo de disociaciones y cómo se relacionan con el organismo.
    Identificar los desencadenantes de la desregulación emocional e integrarlos en el trabajo.
  • Aprender la conceptualización y organización de un plan de tratamiento con estos pacientes.
  • Identifique los desafíos que los médicos pueden encontrar con estos pacientes y cómo abordarlos.

METODOLOGÍA.

2 días de duración donde se combinarán las exposiciones magistrales con apoyo de presentaciones  Demostraciones con casos prácticos. Interacción de los y las asistentes para resolver dudas y proyección de vídeos con casos prácticos de intervención psicológica centrada en las defensas y todos aquellos posibles bloqueos que nos impiden avanzar en terapia.

 

 

 En vivo via Zoom

2 días ó  cúrsalo completamente asincrónico a tus tiempos, hora y ritmo con mas de 10 horas de formación.

Material

Podrás descargar todo el material compartido en el Seminario

Créditos para Certificación

Este programa ofrece 2 créditos de certificación.

El  abordaje clínico de los trastornos conversivos o somatoformes

 

18 y 19 de Octubre de 2022.

 En vivo via Zoom ó cúrsalo completamente asincrónico, a tu propio ritmo, en tus propias horas y a tu tiempo.

Costo con 60% de descuento $1990 pesos mexicanos ( 99 USD)  inscribiéndote antes del 30 de Septiembre de 2022.

Costo Regular: $4990 pesos.

Inscríbete con descuento Hoy

Inscríbete pagando en Euros o Dólares.

Los Trastornos Somatoformes

€99,00 EUR
Los Trastornos Somatoformes

$99.00 USD